Zaragoza. Urbanismo incorpora en sus oficinas tecnología para atender a personas sordas y con discapacidad auditiva

Martes, 26 de Febrero de 2008 18:03
Imprimir

Los aparatos se han instalado en las áreas de información y atención al ciudadano de los edificios de Eduardo Ibarra, el Cubo y el Seminario.

La Gerencia de Urbanismo de Zaragoza ha incorporado en sus oficinas sistemas de audio frecuencia por bucle magnético que facilitarán la comunicación de los funcionarios municipales con las personas con discapacidad auditiva usuarias de audífonos o implantes cocleares. De esta manera, se avanza en la adopción de medidas que garantizan la accesibilidad de los discapacitados a la Administración Pública.

La fórmula del bucle magnético conlleva un montaje rápido y sencillo en las oficinas y no requiere ningún ajuste por parte de los usuarios. Se trata de una unidad de reducido tamaño, que se conecta a la red y se coloca en el mostrador o en la mesa de despacho en la que se vaya a efectuar la gestión administrativa y permite una comunicación eficaz, sin ruidos y sin esfuerzos.

El aparato lleva incorporado un micrófono que recoge la voz del funcionario que va a atender al usuario y que la convierte en un campo magnético. Las ayudas técnicas de las personas con pérdidas auditivas que dispongan de posición "T" en sus audífonos o implantes cocleares captarán el campo y facilitarán la audición de una manera clara.

Los aparatos, que llevan una identificación clara para que los usuarios adviertan la presencia de esta tecnología, garantizan también la confidencialidad, ya que las conversaciones se realizan sin esfuerzo y sin posibilidad de que la perciban otros usuarios, ni siquiera en el caso de que hubiera otras personas que participaran de la misma tecnología. Urbanismo ha adquirido trece unidades con sistema de audiofrecuencia, que ha instalado en sus edificios de Eduardo Ibarra, el Cubo y el Seminario con el fin de hacer de la Administración un servicio accesible a todos los ciudadanos y en las mejores condiciones posibles. La adquisición de esta tecnología permite además cumplir con las normas que velan por la igualdad de oportunidades y la no discriminación para todas las personas.